logo

7 Razones por las que debes visitar Copenhague

Escrito por Daniela Gonzalez

 

Todos los países escandinavos tienen algo extraordinario. Quizás son los miles de años de historia, o lo imponente de sus mares, o lo maravillosas que son sus ciudades. Pero la capital danesa ha sido reconocida como la ciudad más feliz del mundo, convirtiéndolo en un destino al que todos deberíamos viajar.

 

1. Sus calles son espectaculares

VyV_Copenhague_1

Llegar a Copenhague es recorrer un interminable desfile de cafés, restaurantes y bares. Reunirte con amigos o familia mientras tomas un chocolate caliente, un café o un coctel es algo tan normal como respirar.

 

2. Es la inspiración de Walt Disney

VyV_Copenhague_2

Los Jardines de Tivoli fueron la inspiración para que este gran hombre cambiara la vida de todo el mundo y creara Disneyland. Este lugar es el segundo parque de atracciones más antiguo del mundo, un lugar donde la adrenalina y la felicidad se mezclan e interponen.

3. Es el país de La Sirenita

VyV_Copenhague_5

Así es. Hans Christian Andersen, el autor de este increíble cuento, fue danés. Hoy, podrás encontrar a La Sirenita inmortalizada en bronce en el parque Langelinie, en la Bahía del Puerto de Copenhague.

 

4. Andar en bici es todo un arte

VyV_Copenhague_4

Elegida como el modo de transporte preferido por la población, las dos rodantes ruedas llevan años llevando a los habitantes a sus destinos.

 

5. La felicidad existe. Y puedes respirarla en sus parques

VyV_Copenhague_7

En el centro de la ciudad toma un paseo por Ørstedsparken. Saldrás sonriente.

 

6. Porque los sándwiches aquí son abiertos, tal como los brazos del país al recibirte

VyV_Copenhague_8

El emparedado abierto es un clásico de la comida danesa. Acompaña tu deliciosa elección de pan-comida-pan con la cerveza nacional: Carlsberg.

 

7. Es el único país con un estado independiente: Christiana

VyV_Copenhague_9 VyV_Copenhague_11

900 habitantes decidieron establecer una ciudad libre. Calles sin ley, donde todo está permitido. Coloridos hogares, rostros relajados y un ambiente donde no hay más preocupaciones en el mundo. Este lugar existe dentro de la ciudad, en perfecta convivencia. Y aquí, nada está prohibido.

 

No es de extrañar que existe una palabra en danés que define el sentirse relajado y acogido: hygge. Así te sentirás al recorrer sus hermosas calles, enamorándote a cada paso. O mejor dicho, a cada rodada de bicicleta.

 

loading...


Leave a Reply