logo

¿Demasiado calor? Convirtámonos en topos

Escrito por Daniela Gonzalez

El pequeño pueblo de Coober Pedy, Australia, es la capital del ópalo en el mundo. Desde 1915, este pequeño pueblo produce la mayoría de los ópalos para todo el planeta. Después de cien años de ardua producción, uno imaginaría un pueblo impactante y desarrollado… no un pedazo de tierra ardiendo con tormentas de polvo.

Con temperaturas que oscilan entre los 40 y 50°C, la gente de Coober Pedy decidió huir – hacia el interior de la tierra. Así es, se convirtieron en topos humanos.

El pueblo minero construyó una ciudad entera bajo la tierra – con todo y aire acondicionado. Las 1,700 personas de Coober Pedy ahora habitan en cavernas que solían ser túneles para la minería de ópalo.

VyV_Coober_Pedy_2 VyV_Coober_Pedy_8 VyV_Coober_Pedy_1

Aquí encontrarás tiendas, un bar, un museo, una iglesia, una galería de arte, un hotel, y más – lo que lo convierte en un verdadero hogar. Un hogar con pequeños pedazos de brillante ópalo en las paredes.

VyV_Coober_Pedy_4 VyV_Coober_Pedy_5 VyV_Coober_Pedy_3 VyV_Coober_Pedy_11 VyV_Coober_Pedy_12 VyV_Coober_Pedy_9 VyV_Coober_Pedy_7 VyV_Coober_Pedy_6 VyV_Coober_Pedy_10

 

Así que si el cambio climático nos invade repentinamente, todos podemos convertirnos en topos humanos y vivir cómodamente. Bajo tierra.

 

Si te gustó este artículo, ¡por favor compártelo!

loading...


Leave a Reply