logo

La ruta del café

Escrito por Daniela Gonzalez

“Somos aroma y esencia

Y amargo es nuestro sabor.”

– Nicomedes Santa Cruz

Captura de pantalla 2015-03-29 a la(s) 20.00.18

¿Qué mejor que unir un viaje con una excelente taza de café? Creamos una ruta de viaje para los cafeinómanos de corazón, la cual recorre los cuatro principales estados productores de café: Chiapas, Veracruz, Puebla y Oaxaca.

 

1. Chiapas

Captura de pantalla 2015-03-29 a la(s) 19.45.43 Captura de pantalla 2015-03-29 a la(s) 19.48.01

El viaje comienza en Chiapas, hogar de pueblos mágicos, centros turísticos, baile y folklore mexicano. En Chiapas, te esperan San Cristóbal de las Casas, con su renombrada catedral, Chiapa de Corzo, un pueblo mexicano de tradición y cultura a sólo quince minutos de la capital, Tuxtla Gutiérrez, la ciudad de Palenque, su famosísima zona arqueológica, las cascadas de Misol-Ha, las Cascadas de Agua Azul y Agua Clara, el río Chacamax. Tzicao, Laguna Montebello, Laguna Pozuelos y los parques naturales que adornan este estado.

 

 2. Oaxaca

Captura de pantalla 2015-03-29 a la(s) 19.36.53 Captura de pantalla 2015-03-29 a la(s) 19.37.05

 

Captura de pantalla 2015-03-29 a la(s) 19.40.17El viaje continúa hacia al estado contiguo: Oaxaca. La capital del mismo nombre ostenta una cultura rica en todos los aspectos mexicanos. Con un Centro Histórico colonial, incluyendo el Zócalo, la Catedral, el Centro Cultural Santo Domingo, la ciudad te recibirá con los brazos abiertos. Si vas en el mes de julio, la celebración de la Guelaguetza te llenará de colores y sabores completamente mexicanos. Otros destinos para visitar dentro del estado son sus famosas playas, como Mazunte, Zipolite, o la Playa Del Amor, la zona arquitectónica zapoteca Monte Albán, a 10 km de la ciudad, con tres estructuras principales: la Plataforma Sur, el Juego de Pelota Grande y el edificio de los Danzantes, y Hierve el Agua, las conocidas cascadas petrificadas formadas hace miles de años por agua con alto contenido mineral, las cuales son ahora un balneario natural de aguas termales, localizadas a la orilla del vacío. Oaxaca abre sus puertas a los turistas con aromas, sabores, y colores típicos, todo rociado con el sabor típico del café mexicano.

 

3. Puebla

Captura de pantalla 2015-03-29 a la(s) 19.50.01 Captura de pantalla 2015-03-29 a la(s) 19.50.17 Captura de pantalla 2015-03-29 a la(s) 19.53.18

Después nos espera Puebla de los Ángeles, hogar del mole poblano, de los volcanes enamorados, y del grano del café. En el corazón de la ciudad se encuentra el Zócalo, con su maravillosa catedral. Bajo los portales, como punto de reunión, los cafés y restaurantes. Al recorrer la ciudad podemos descubrir el Barrio de los Artistas, la Calle de Dulces, el mercado artesanal El Parián, la Plazuela de los Sapos, y la Estrella de Puebla, la enorme rueda de la fortuna en Angelópolis, además de cocinas mexicanas que generan inspiración al ser acompañadas de una humeante concocción cafetal.

 

4. Veracruz

Captura de pantalla 2015-03-29 a la(s) 19.48.41 Captura de pantalla 2015-03-29 a la(s) 19.49.01 Captura de pantalla 2015-03-29 a la(s) 19.38.43

Finalmente, el recorrido termina en Veracruz. El suelo donde pisaron por primera vez los españoles al arribar al nuevo mundo, el puerto de Veracruz ostenta un pasado rico en cultura, tradición, historia y gastronomía. El danzón, de origen cubano, se presenta los jueves y sábados, donde las parejas pueden unirse al baile colectivo. Las olas de las hermosas playas invitan al viajero a acompañarlas en su vaivén infinito. El malecón se convierte en el lugar ideal para pasear junto con la brisa de mar, con restaurantes y puestos para acompañar el atardecer jarocho. La casa de Hernán Cortés se encuentra en La Antigua, donde también está la Parroquia del Cristo del Buen Viaje, el cuartel de Santa Anna, y la primera iglesia de América Continental. Si uno se siente lo suficientemente aventurero, puede viajar hasta Papantla para admirar a los intrépidos voladores, un ritual totonaca de cientos de años. En el estado de Veracruz, el cálido clima y el agua salada del Pacífico se convierten en los acompañantes perfectos para uno de los mejores cafés del país.

 

Cada uno de estos estados tiene características únicas, pero el factor intrínseco en común es su gran café, el cual hará que regreses a casa con un buen sabor de boca y muchas historias que contar.

 

 

loading...


Leave a Reply