logo

Los 10 lugares más peligrosos para bucear en el mundo

Escrito por Daniela Gonzalez

Sumergirse en las profundidades del agua, recorrer paisajes subacuáticos, experimentar, de primera mano, lo que viven las criaturas marinas día a día, acompañados del rítmico oleaje del mar empujando su camino y el silencio que brinda la presión del agua. Ver azul, azul y más azul, en más variantes de los que podría haberse imaginado dependiendo de la profundidad y la manera en que la luz llega al agua.

Ser, definitivamente, ingrávido. Esto es bucear. Un escape de lo cotidiano, de la gravedad, de las preocupaciones… para explorar la serenidad del agua de manera aislada. Pero bucear, además de ser una gran aventura, también puede ser aterrador. Te presentamos los 10 lugares donde el realizar esta actividad es tanto espeluznante como peligroso.

 

10. Pozo de Jacob, Wimberley, Texas

Captura de pantalla 2015-04-29 a la(s) 08.33.54

En este lugar en Estados Unidos, ubicado al suroeste de la ciudad de Austin, creerías que no hay otra cosa mas que pozas comunes y corrientes. Pero una vez adentro, las cosas cambian. Estas pozas están divididas en 4 cámaras principales, convirtiéndose en uno de los buceos en cuevas más peligrosos en todo el mundo.Al recorrerlos, el atravesar la primera y segunda cámara no es ningún reto, fuera de unos cuantos pasajes un tanto estrechos. Pero en la tercera cámara está el verdadero problema: la grava suelta. En el reducido espacio de esta cámara, se desprenden los sedimentos y la grava, volviendo al buceador ciego, sumiéndolo en las tinieblas subacuáticas. Esto es una experiencia tanto desorientadora como terrorífica, induciendo estados de pánico en los que se consume el contado oxígeno dentro del tanque de manera más rápida.Por lo menos ocho personas han perdido la vida buceando en este lugar.

 

9. Isla Cocos, Costa Rica

Captura de pantalla 2015-04-29 a la(s) 09.04.53

Como lo mencionamos en este artículo, esta isla es un lugar remoto, aislado, lejos de toda civilización. El escape perfecto… o un lugar tan aislado que es peligroso, donde no existe la posibilidad de obtener ayuda de manera rápida y cercana. La Isla del Coco es considerada un Parque Nacional, y está ubicada a aproximadamente 547 km de la costa del país. Para llegar, tarda aproximadamente 35 horas en barco. Esto es mucho tiempo para un S.O.S., demasiado tarde para cualquier emergencia. Pero no es la única razón por la que este lugar es tan amenazador. Hay múltiples tipos de tiburones nativos en el lugar, como el tiburón martillo y el tiburón de arrecife de coral blanco. La fauna también incluye matarratas gigantes, delfines y tortugas marinas.

 

8. El Agujero Azul, Arrecife del Faro, Belice

Captura de pantalla 2015-04-29 a la(s) 09.10.05

El Gran Agujero Azul es la mayor formación natural de su tipo en todo el mundo, con nada más y nada menos que 300 metros de ancho y 123 metros de profundidad. Las aguas cristalinas y el profundo buceo son una constante atracción de turistas. Adentro del agujero, encontrarás animales como meros gigantes, y tiburones nodriza, tiburón de arrecife y tiburón de punta negra. Se han visto tiburones toro y martillo, aunque no es tan frecuente encontrarlos. Además de la peligrosa e interesante fauna, el agujero tiene paredes lisas hasta los 33 metros de profundidad. A partir de allí, el agujero comienza a verse rodeados de estalactitas puntiagudas, las cuales son amenazadoras para cualquier buzo… y más si hay tiburones cerca. Es un increíble y aterrador lugar.

 

7. Cenote Esqueleto, Tulum, México

Captura de pantalla 2015-04-29 a la(s) 09.10.47

Este lugar también es conocido como el “Templo de la Perdición”. Es un popular – y peligroso – lugar para bucear en cuevas. Detrás de las famosas Ruinas de Tulum, las numerosas cuevas y pasadizos angostos pueden ser peligrosos incluso para buceadores expertos. Además de esto, no hay escaleras para bajar y sumergirse hacia el agua. La única manera de entrar, es saltando. Ya debajo del agua, es fácil desorientarse, perderse y morir por falta de oxígeno. En 1996, un padre y su hijo murieron de esta manera. No es de extrañar que el apodo del lugar sea el Templo de la Perdición. Quizás quienes quedan atrapados nunca pueden salir.

 

6. Cuevas del Diablo, Ginnie Springs, Florida

Captura de pantalla 2015-04-29 a la(s) 09.11.55

No es sorprendente que el pantanoso estado de Florida tenga reconocidos lugares para bucear. A aproximadamente 56 kilómetros de Gainsville, Florida, se encuentran las Cuevas del Diablo. Son tres en total, llamadas Pequeño Diablo, Ojo del Diablo y Oído del Diablo. Al ser Florida un estado caluroso, las aguas tienen una templada temperatura de 22 grados, por lo que no se requiere sumergirse con un traje de neopreno. El peligro de este lugar está en su aparente tranquilidad. Todo es perfecto: el agua es cristalina, la temperatura es perfecta, y su apariencia es serena. Pero allí es donde se encuentra la trampa: una engañosa y fuerte corriente, la cual arrastra a quien haya caído en ella hacia aguas peligrosas. En el Oído del Diablo, un remolino provoca que los buceadores pierdan su equipo, el cual termina siendo esparcido hacia todas partes. Esto es especialmente aterrador si es adentro de una cueva.

 

5. Submarino alemán, Nueva Jersey

Captura de pantalla 2015-04-29 a la(s) 09.24.42

La Segunda Guerra Mundial dejó tras de sí más que sólo historia. En Nueva Jersey, a aproximadamente 100 kilómetros de la costa, se encuentra una reliquia de esta época: un submarino alemán. Este artefacto de espionaje y traslado fue descubierto en 1991 por un buceador estadounidense, quien conocía de la posible ubicación del submarino. Se encuentran a 73 metros de profundidad… una distancia peligrosa inclusive para buceadores expertos. Después del descubrimiento, varios buzos expertos exploraron la zona. 3 de ellos murieron, dada la amenazadora combinación de la baja temperatura del agua y las fuertes corrientes.

 

4. Cenote, Mount Gambier, Australia

Captura de pantalla 2015-04-29 a la(s) 09.13.34

Este país es una peligrosa aventura para cualquier persona. Su fauna y flora es de las más amenazadoras de todo el mundo. Por si eso fuera poco, también cuenta con increíbles – y  ominosos –  lugares para bucear. Mount Gambier, ubicado al sur de Australia, tiene lagos de agua dulce, cavernas, cuevas y sumideros. Es una canasta de tentación natural para cualquier explorador. El lugar más peligroso se llama The Shaft, o El Pozo: una pequeña entrada que desciende 7 metros hasta el agua. Después de la peligrosa entrada, se despliega una complicada y enorme red de pasadizos de agua cristalina. Pero no por ser clara el agua, es menos compleja su travesía. Muchos han muerto por la dificultad y profundidad del buceo en esta zona.

 

3. Cenote Nido de Águila, Weeki Wachee, Florida

Captura de pantalla 2015-04-29 a la(s) 09.14.51

El estado famoso por su jugo de naranja, también lo es por lo peligroso de su buceo. Otro amenazador punto es el Cenote Nido de Águila, ubicado en la remota zona de Weeki Wachee. Su profundidad, de 315 metros, es un reto extremo para cualquier buzo experto. Al estar sumergidos durante tanto tiempo, los buzos comienzan a experimentar narcosis del nitrógeno, sintiendo una desorientadora euforia. Esto causa que pierdan el control de los niveles de oxígeno, o se pierdan ellos mismo dentro del cenote. El poner a prueba los límites, y querer llegar cada vez más lejos y más profundo, ha cobrado la vida de muchos.

 

2. Agujero Samaesan, Islas Samae San, Tailandia

Captura de pantalla 2015-04-29 a la(s) 09.18.32

Ubicado en el Golfo de Tailandia, este agujero es famoso por sus profundas aguas. Hay tres razones principales que lo hacen tan ominoso. La primera es su profundidad. Con 85 metros de agua por recorrer, sólo los buzos profesionales – y con el equipo adecuado – pueden intentar sumergirse. La segunda son las corrientes extremadamente fuertes. Un buzo fue arrastrado tan lejos del agujero que tuvo que ser rescatado por un barco que pasaba por alta mar. El tercero – y más peligroso de todos – son las bombas “durmientes” en el fondo marino. Este lugar solía ser un vertedero de explosivos militares, por lo que nunca se sabe cuándo estallará alguno de estos explosivos.

 

1. Agujero Azul, Dahab, Mar Rojo

Captura de pantalla 2015-04-29 a la(s) 09.18.39

Este antiguo sitio de buceo es el más famoso entre la comunidad especializada.  Es conocido como el cementerio de los buzos. Es un cenote submarino de 130 metros de profundidad, con su propio reto a superar: El Arco. El Arco, es un lugar que pueden atravesar los buzos para llegar a aguas abiertas, el cual tiene una profundidad de 56 metros, superando los límites de 40 metros apropiados para el buceo recreativo. Al encontrarse tan hondo, muchos buzos no encuentran la apertura, y mueren en medio de la confusión.

Aproximadamente 150 personas han muerto en este lugar en los últimos diez años, intentando superar el desafío y llegar al Arco.

 

 

Huir de la rutina, recorriendo un mundo donde el azul rodea y arropa de pies a cabeza, escapando de la gravedad, es una experiencia inolvidable y en muchos aspectos, perfecta. Lo malo es que el ser humano puede llegar a empujarse a ir demasiado lejos, demasiado profundo… en un lugar demasiado peligroso. Pero este riesgo es parte de la experiencia, y el sobrevivir dice mucho de nuestra valentía.

 

 

Si te gustó este artículo, ¡por favor compártelo!

 

loading...


Leave a Reply