logo

Los lugares más terroríficos del planeta

Escrito por Daniela Gonzalez

Al adentrarse en cierto lugar, sentimos un hilo de agua fría recorrer nuestra espalda. Los oídos agudizan la escucha, llenando todo del particular pitido del silencio. Los latido del corazón retumban sobre las sienes, cual tétrico tambor. La piel comienza a erizarse…

Esto es lo que sucede cuando somos los visitantes de lugares aterradores, donde parece que la tierra misma rechaza violentamente nuestra presencia.

Te presentamos los lugares más terroríficos del planeta. Recórrelos, si te atreves.

 

La Isla de las Muñecas, Xochimilco, México

ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_1 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_2

Xochimilco, a pesar de ser una de las ubicaciones turísticas más coloridas de todo el país y formar parte del Patriminio de la Humanidad por parte de la UNESCO, tiene su lado mórbido y oscuro. Dentro de uno de sus varios canales, hay una pequeña isla… donde cientos de muñecas – y partes de muñecas – cuelgan de las ramas de los árboles o permanecen quietas en el pasto.

Este fue el hogar de Julián Santa Barrera, quien después de encontrar el cuerpo de una pequeña niña ahogada, decidió exhibir las muñecas para ahuyentar a los espíritus malévolos de su hogar.

 

Hospital Beelitz-Heilstätten, Beelitz, Alemania

 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_3

No es que este lugar parezca tétrico – es tétrico. Entre 1898 y 1930, este complejo fungió como un sanatorio de tuberculosis – además de haber sido el refugio de víctimas de gas mostaza y ametralladoras de la Primera Guerra Mundial – incluyendo a un joven soldado llamado Adolf Hitler (sí, ese Adolf Hitler). Después se utilizó como centro de tratamiento de soldados Nazis durante la Segunda Guerra Mundial, y como hospital militar de la Unión Soviética hasta que cayó el muro de Berlín. Hoy, algunas de las salas se utilizan como centros de rehabilitación neurológica – a pesar de que la mayor parte del compleja se encuentra abandonado – y completamente espeluznante.

El tiempo ha ocasionado que las salas de cirugía y psiquiatría se desmoronaran, abriendo paso a ser conquistadas por la naturaleza y el vandalismo. El resultado es un espejismo perfecto de las películas de terror.

 

Las Catacumbas de los Capuchinos de Palermo

 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_4 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_5

En Sicilia, Italia, no todo es pasta y celebración. Las catacumbas de Palermo, Catabombe dei Cappucini, son de las más aterradoras del mundo. Este macabro lugar fue creado por necesidad a finales del siglo XVI – cuando el cementerio del monasterio capuchino no contaba con más espacios para los fallecidos. Al inicio, este lugar estaba destinado para ser el punto del descanso eterno de los hombres de Dios – pero el pueblo, al oír sobre el proceso de momificación por el que pasaban los cuerpos, convirtió en un símbolo de status el ganarse un lugar en este recinto para descansar en paz.

 

La Puerta al Infierno, Turkmenistán

 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_6

En Turkmenistán, en medio del Desierto Karakum, se encuentra un lugar tan asombroso como terrible: La Puerta al Infierno. Es un cráter de 70 metros que arde incesantemente desde que se decidió prender fuego para detener una fuga de gas dentro del gigantesco hoyo… creando así un fuego eternamente incinerante, tan bello como ominoso.

Forma parte de nuestra lista de los 13 lugares que pocos viajeros conocen.

 

Bosque Aokigahara

 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_7

En el precinto de Yamanashi, en Japón, el Monte Fuji es el gigante del horizonte. A sus pies, el bosque de Aokigahara esconde entre las hojas de sus árboles tétricas y tormentosas historias. Localmente, se le conoce como El Bosque de los Suicidios, donde las almas perdidas acuden para perder la vida entre las sombras y las ramas de los árboles. La mitología japonesa declara que esto se debe a que el bosque está repleto de demonios, mientras que otros dicen que se debe a la densidad de los árboles. Pero quizás ambos razonamientos son la misma cosa…

 

La Isla de las Serpientes, Brasil

 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_8

A 145 km de la costa de São Paolo, se encuentra la Ilha de Queimada Grande, o la Isla de las Serpientes. Es una de las islas más peligrosas en todo el mundo, ya que por cada metro cuadrado de su superficie hay cinco víboras cabeza de lanza dorada – de las más venenosas en el planeta. Las serpientes de vieron separadas de la tierra cuando la marea subió hace más de 10 mil años, aislándolas del mundo y permitiéndoles evolucionar – volviéndose extremadamente terroríficas. Ya que las serpientes no tienen ninguna presa natural en la tierra, aprendieron a cazar desde la cima de los árboles, capturando aves en vuelo con un veneno que se convirtió cinco veces más fuerte para matar inmediatamente. Este veneno es tan potente que  derrite la piel humana. Por lo mismo, está prohibido accesar a la isla.

 

Haw Par Villa, Singapur

 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_9 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_10

Haw Par Villa es un parque de diversiones de 77 años de antigüedad – con la colección de estatuas más aterradoras del planeta. Las figuras supuestamente representan a personas y escenas importantes de la cultura china – de la manera más tétrica posible. El lúgubre lugar empeora cuando uno entra a las Diez Cortes del Infierno, la atracción principal del parque. Este pedazo, hecho para educar a los niños en temas de moralidad, muestra gráficamente distintos modos de castigo – como personas siendo cortadas a la mitad, desmembradas, o aventadas a una colina de cuchillos. Los crímenes de los castigos se muestran debajo de cada ilustración, respectivamente en este caso el mal uso de libros, hacer trampa en exámenes y prestar dinero con exageradas tasas de interés.

 

Pripyat, Ucrania

 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_11

Evacuada después del desastre nuclear de 1986, esta ciudad ha permanecido abandonada e inhabitada desde entonces. Los signos de vida permanecen tal como se dejaron: casas amuebladas, salones de clase con libros viejos, muñecas deshaciéndose dentro de cunas de bebé… Mórbidamente apocalíptico, este lugar es un recuerdo eterno del pasado, de lo que solía ser. Si te gustaría conocer más sobre Pripyat, te recomendamos este artículo donde se recorre la ciudad casi 30 años después de la tragedia.

 

Volcán Kawah Ijen, Java, Indonesia

ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_12

Este volcán es tanto espectacular como aterrador, con cantidades anormales de gases sulfúricos que alcanzan temperaturas de más 530°C, los cuales entran en combustión al entrar en contacto con el aire a través de la tierra resquebrajada. A veces, los gases se condensan, convirtiéndose en sulfuro líquido de color azul, fluyendo como lava digna del inframundo a lo largo del volcán. Dado que los gases arden todo el tiempo, el aire está lleno de dióxido de sulfuro, teñiendo el lago del cráter al lado de un desconcertante color verde.

 

Jardín de Esculturas Veijo Rönkkönen, Parikkala, Finlandia

 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_13 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_14

Veijo Rönkkönen fue un artista renombrado durante su vida – quien extrañamente se negaba a mostrar sus piezas en espacios públicos. Construyó una colección de 500 figuras de concreto en el jardín de su casa, creando su propio parque escultural.

 

Hay un conjunto de figuras especialmente espeluznantes, como una monja escondida detrás de los arbustos, un hombre encapuchado con los brazos extendidos, y más. Pero lo peor es que sus terroríficas sonrisas están hechas de dientes humanos reales.

 

Osario Sedlec, Kutná Hora, República Checa

 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_15 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_16

También conocida como La Iglesia de los Huesos, esta pequeña capilla tiene la decoración más macabra del mundo religioso: huesos exhumados. Al no tener espacio para enterrar al pueblo en el santo piso, un carpintero llamado František Rint organizó la colección de 40,000 de restos humanos de manera visualmente impactante para hacer espacio para los nuevos cuerpos.

El más aterrador de todos: el candelabro, el cual contiene casi todos los huesos encontrados en el cuerpo humano, además de los querubines más siniestros del mundo.

 

Centralia, Pennsylvania, E.E.U.U.

 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_17

Centralia solía ser un pintoresco pueblo, pequeño pero ocupado gracias a las minas de carbón debajo del suelo. Pero en 1962, una de las minas se incendió misteriosamente, abrasando con los túneles interconectados. La gente del pueblo no se preocupó sino hasta dos años después, cuando un dueño de una gasolinera reportó temperaturas altísimas en sus reservas subterráneas, y un niño casi cae a su muerte en un hoyo de 45 metros de profundidad. Después de esto, los habitantes comenzaron a irse poco a poco, hasta dejar a 8 residentes.

Hoy es un pueblo fantasma, con edificios deshechos, aceras con enormes rupturas, y humo del hirviente incendio escapándose de las profundidades del suelo.

 

Cristo del Abismo, San Fruttuoso, Italia

 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_18

En las profundidades el mar Mediterráneo se encuentra esta escultura de 2.5 m de altura, creada por Guido Galetti en 1954. El Cristo se encuentra en el punto exacto donde Dario Gonzatti, amigo del patrocinador de la escultura, murió al bucear.

Es un monumento tanto hermoso como escalofriante, a 16 metros bajo las olas del mar.

 

Cuevas Gomantong, Borneo, Malasia

 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_19 ViajeyViaje_Lugares_Terrorificos_21

A pesar de tener impactantes cuevas que alcanzan los cien metros de altura en ciertos puntos, los viajeros describen a este lugar como uno de los peores en el mundo. Primero, es el hogar de más de dos millones de murciélagos. Si uno logra superar la fobia a las criaturas, debe sobrevivir  el pasar – y oler –  las gruesas capas de guano que adornan el piso y las paredes. Una vez que se supera este punto, los visitantes son recibidos por ríos de millones de cucarachas de Malasia – en todas partes. Finalmente, si uno sobrevive las heces de murciélago y a miles de cucarachas recorriendo su cuerpo, se encontrará con criaturas como víboras, escorpiones, cangrejos y a los cienpiés gigantes – insectos venenosos de 10 centímetros de longitud.

Es como un recorrido por la peor casa de los sustos – sólo que aquí todo es realidad.

 

 

Muñecas hechas pedazos, bosques donde las hojas susurran incitando al suicidio, cuevas repletas de criaturas de pesadilla, esqueletos colgando de las paredes y pueblos abandonados. Estos lugares son los más aterradores del mundo, donde los escalofríos, los gritos y los sustos no extrañan a los oídos de quienes se encuentran alrededor.


Si te gustó este artículo, ¡por favor compártelo!

loading...


Leave a Reply