logo

Los museos más perturbadores alrededor del mundo

Escrito por Daniela Gonzalez

Los museos son lugares para adquirir cultura. Pero a veces, alrededor de todo el mundo, la cultura y el morbo parecen unirse. Estos son algunos de los museos más perturbadores, los cuales exhiben pedazos de restos humanos, muñecas terroríficas de antaño, momias y más.

 

El Museo de Las Momias

ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_1 ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_2 ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_3

La ciudad de Guanajuato es famosa por su colección de personas momificadas. Esto puede parecer algo común y corriente para los mexicanos, que ya estamos acostumbrados – pero pensemos un momento como extranjeros. El que tengamos un museo repleto de restos humanos momificados es algo extremadamente tétrico.

Miles de cuerpos marchitos son los espectadores constantes de los visitantes, observando a través de cuencas de ojos vacías a todo aquél que se atreve a visitar su espacio de descanso eterno.

Este recorrido de horrores resalta lo peor de la imaginación, haciendo sentir que en cualquier momento una de las manos ennegrecidas se levantará para agarrar a quien pase enfrente.

Las momias de este lugar llevan fallecidas desde 1833, cuando un brote de cólera fue la causa de fallecimiento de miles de habitantes de Guanajuato.

Quizás, lo peor de todo son los infantes… de quienes los restos logran inspirar más terror que tristeza. Al final, uno no sabe qué es peor – si las caras de horror en las momias, o en los visitantes.

La ciudad de Guanajuato también forma parte de nuestra lista de los lugares más coloridos de México.

 

Catacumbas de los Capuchinos

ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_4 ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_5

En Palermo, Italia, se esconde un museo con exhibiciones similares a las de Guanajuato. Es descrita como una biblioteca humana, donde un historial invaluable desde tendencias de vestimenta hasta tolerancia al medio permanece intacto – a través de los restos humanos.

Todo comenzó en 1599, cuando los monjes descubrieron un nuevo método para embalsamar, procediendo a mantener así los cuerpos de los hombres de Dios. Después, todo el pueblo quiso hacer de éste su lugar de descanso eterno – con las mejores prendas de su guardarropa, claro está.

 

Estas catacumbas forman parte de nuestra lista de los lugares más terroríficos del planeta.

 

Museo Psiquiátrico Glore

ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_6 ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_7

En St. Joseph, Missouri, se encuentra este lugar, mejor conocido como Manicomio Estatal No. 2. En la década de los sesenta, George Glore hizo que sus pacientes en el Hospital Estatal St. Joseph fabricaran réplicas de tamaño real de las prácticas de psiquiatría más horribles de los últimos siglos.

El resultado es una excursión tanto  fascinante como horripilante a través de las mentes de cientos de lunáticos…

Pero la pieza central de la exhibición es, sin duda alguna, el perturbador mosaico construido de los contenidos estomacales de una paciente que sufría de deglución compulsiva. Consta de 1,446 objetos.

La verdadera pregunta aquí es: ¿quién hizo el mosaico?

  

Museo Paranormal John Zaffis

ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_9 ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_8

Dentro del ámbito paranormal, existe la creencia de que los espíritus pueden poseer objetos. El fundador, John Zaffis, comparte esta opinión. Por lo mismo, ha dedicado 30 años de su vida a coleccionar dichos objetos, colocándolos en exhibiciones para que cualquiera pueda verlos.

Los elementos de la colección son objetos comunes y corrientes – excepto por las terroríficas historias que los acompañan.

Crea o no uno en esto, es algo aterrador pensar en tantos espíritus atrapados reunidos en un solo lugar. Imaginen que se escapan…

 

Museo Mutter

ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_10 ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_11

Este museo, ubicado en Philadelpia, Estados Unidos, tiene una de las colecciones anatómicas y patológicas más grandes del mundo. Fundado por el Dr. Dent Mutter, este museo exhibe la colección personal del médico, la cual consta de más de 1,700 objetos obtenidos a lo largo de su carrera. Encontrarás cosas como La Mujer de Jabón – una mujer obesa cuya grasa se condensó en jabón puro, o una mórbida pared llamada la Pared de Ojos de la Vergüenza (Eye Wall of Shame), la cual muestra modelos de cera con horrorosas heridas oculares. Si esto no es suficiente, también hay cerca de mil especímenes conservados en fluidos y más de cien cráneos humanos.

 

Recomendamos no llegar a este museo después de almorzar.

 

Museo Nacional de Mónaco – Autómatas y Muñecas del Ayer

ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_12 ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_13

Las muñecas tienen algo misterioso. A veces, terrorífico. A muchos de nosotros nos ha causado pavor, en algún punto u otro, una muñeca.

Ahora imagínate rodeado de miles de muñecas antiguas coleccionadas a lo largo de los años por una mujer, llamada Madame Madeleine de Galea en el siglo XIX. Esta mujer coleccionó tantas muñecas que el espacio de su casa no fue suficiente para alojarlas, obligándola a comprar la propiedad de al lado.

Cientos de ojos te miran inmóviles, constantemente, adonde vayas. Y por si esto no fuera suficiente, algunas respiran, suspiran, tocan el piano, y leen.

Calos. Fríos.

 

Museo de Vent Haven

ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_14 ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_15

Sólo hay una cosa más tétrica que las muñecas de todo tipo – los muñecos de ventrílocuo. Hay algo terroríficamente intrínseco en la voz aguda, en cómo giran la cabeza, en cómo el artista despliega otra personalidad en el muñeco. Además, honestamente, los muñecos clásicos del arte de la ventriloquia son horribles.

W.S. Berger, un hombre de negocios que se enamoró del arte de hacer hablar a un muñeco mientras se tiene la boca cerrada, coleccionó más de 500 “artistas”.

Hoy, estos pasillos se encuentran repletos de estos muñecos – antes acostumbrados a hablar, a moverse, a tener algo de vida. Hoy, se sientan en silencio, esperando su oportunidad de volver a hablar…

 

Museo Forense de Bangkok

ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_16 ViajeyViaje_Museos_Perturbadores_17

Este es uno de los museos más perturbadores en todo el mundo. El Museo Forense de Bangkok, ubicado dentro del Hospital Siriraj, mantiene conservados los cuerpos de los criminales más peligrosos del país – en parafina. Aquí encontrarás a Si Ouey, el asesino en serie más despiadado de Tailandia, quien mató a varios niños y se comió sus órganos, o al testículo gigante de un hombre que sufrió de elefantiasis, o varios miembros de cuerpos humanos arrancados de su dueño por granadas, bebés muertos, gemelos siameses en jarros, y más.

Si estás a dieta, este es un excelente lugar para perder el apetito.

 

 

Momias, manicomios, muñecas, y restos humanos son algunas de las piezas centrales de esos museos. Quizás algunos irán por cultura, y otros por morbo y curiosidad. Sea cual fuere la razón para asistir, nadie sale de estos lugares igual a como entró.

 

Si te gustó este artículo, ¡por favor compártelo!

loading...


Leave a Reply