logo

Río Tinto, donde el agua corre color carmesí

Escrito por Daniela Gonzalez

Cuando un río fluye contorneado de rojo, la razón no siempre es belicosa. Al sur de España, en Andalucía, se encuentra un río digno de formar parte de un paisaje de Marte: el Río Tinto. Esta increíble belleza natural forma parte del Parque Minero, en la provincia de Huelva.

Captura de pantalla 2015-05-04 a la(s) 11.09.05

Las rojizas aguas del río tienen su razón de existir en los yacimientos del cuerpo fluvial, los cuales se encuentran decorados por sulfuro de hierro, cobre, y manganeso. Al haber sido explotados por la minería, estos sulfuros acidifican el agua mediante un proceso de meteorización, y la tiñen de un irreal tono carmesí.

Captura de pantalla 2015-05-04 a la(s) 11.09.13

Esto lo hace un paisaje único en el mundo, tan surreal que podría pertener a otro planeta.

Captura de pantalla 2015-05-04 a la(s) 11.09.27

A pesar la acidez y las condiciones extremas, estas aguas son el hogar de distintos microorganismos capaces de sobrevivir en hábitats extremos. Inclusive, NASA ha investigado el agua de este río, ya que dada la acidez, podría ser que exista el mismo tipo de hábitat en el planeta Marte… por lo que distintos microorganismos podrían habitar el Planeta Rojo tal como lo hacen en este río tinto. Esto genera un paisaje digno de pertenecer a las mejores películas de ciencia ficción.

Captura de pantalla 2015-05-04 a la(s) 11.09.19

Al visitar este Parque Minero, también encontrarás Casa 21, donde podrás viajar al pasado al adentrarte en un hogar de la época victoriana, el Museo Minero, donde se muestra la historia de la industria minera en este conocido lugar de España, el Ferrocaril Minero, donde podrás tomar un recorrido en la locomotora a vapor en funcionamiento más antigua del país, y conocer Peña de Hierro, el famoso enclave minero.

Captura de pantalla 2015-05-04 a la(s) 11.09.34

Así que, estas aguas no fluyen color carmesí por la sangre, sino que transforman el paisaje, llevándonos a otros mundos, a otros planetas, simplemente con verlas. Los tonos de rojo a ocre sumergen a quien los vea dentro de su increíblemente bella acidez, llena de tonos de bermellón, rojo y carmesí, transportándolo a mundos donde los ríos de agua escarlata no sólo son posibles, sino también hermosos.

Captura de pantalla 2015-05-04 a la(s) 11.13.22

Pareciera que la naturaleza jugó un rato con un tintero, y decidió teñir este río de tonalidades rojizas, simplemente para ver qué sucedía con el paisaje y regalarnos la sorpresa. El resultado es un bellísimo horizonte surreal.

 

Si te gustó este artículo, ¡por favor compártelo!

 

loading...


Leave a Reply